Del 26 de Febrero al 1 de Marzo Barcelona recibió el Mobile World Congress (MWC) 2018, el evento más importante sobre tecnología móvil de Europa, con más 100.000 asistentes donde han podido conocer las principales novedades de la industria mobile.

Como se temía, los dispositivos móviles perdieron relevancia, quizá por la escasa capacidad de asombro que tienden a producir en el gran público. No está todo inventado, pero casi. Tanto es así, que ya hay quien propone que la tradicional feria del móvil cambie de nombre, para tomar prestado otros desarrollos como el reconocimiento de voz, los chatbots, los asistentes virtuales, el Internet de las Cosas, el coche autónomo, la robótica, la realidad virtual y aumentada, la computación cuántica, la transformación digital, los servicios en la nube, la ciberseguridad o la analítica de datos.

Pero de manera directa los puntos principales fueron: Innovación en Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, tecnología 5G, drones, aplicaciones móviles y la presentación de nuevos smartphones de todas las marcas, es lo que nos dejó este recorrido tecnológico.

Un día antes del evento, Samsung presentó su nuevo S9 y S9 Plus y logró convertirse en la mayor estrella de la feria catalana. Integrando interligencia artificial junto a su prometedora cámara fotográfica y otras muchas características le han convertido en el mayor tema de conversación de la feria.

LG hizo lo propio, la compañía hanzó una nueva versión del terminal V30 -que vio la luz el pasado otoño durante la feria IFA- con la misma plataforma de inteligencia artificial, bautizada como ThinQ.

Se han presentado smartphones de todo tipo y para las diferentes industrias: el detalle está en las pantallas que cada vez ocupan más espacio del dispositivo.

Huawei presentó su portátitl Matebook X Pro, ultra fina y para que su pantalla táctil cubra el 91 por ciento de la superficie, ocultò su cámara, la misma emerge del teclado. Esta compañía china se ha convertido en el primer fabricante de dispositivos móviles del mundo en utilizar un smartphone con Inteligencia Artificial para conducir un vehículo. Mediante el proyecto RoadReader, han transformado un Porsche Panamera en un vehículo sin conductor que no solo detecta, sino que además entiende los más de 1.000 estímulos y objetos que recibe a su alrededor.

No podemos dejar de lado la presentación del prototipo de un taxidrone, que ya cuenta con la publicación de un tarifario.

Continuando con los desarrollos en Inteligencia Artificial, una importante empresa mundial de telecomunicaciones lanzó su asistente digital, Aura, que responderá a sus clientes consultas de saldo, consumo de datos e información sobre tenencia de productos. También sus aplicaciones a futuro serán integrarse con la televisión interactiva donde el usuario podrá hablar de manera sencilla solicitando contenido.  

La marca coreana, LG, presentó un modelo de heladera con una cámara interna conectada a una aplicación movil, que nos permite saber qué falta comprar y nos muestra recetas en la pantalla mientras cocinamos.

Barcelona incentiva a “crear un futuro mejor”, profundizando la interconexión digital y móvil, a partir de las herramientas del presente deja como trabajo el desarrollo de la tecnología 5G y el Internet de las Cosas en materia de salud y bienestar, como ambulancias conectadas, sistemas de inteligencia cooperativa para monitorear el tráfico urbano y control de drones para la seguridad aérea.

Argentina no se quedó afuera de la convención tecnológica más importante, tuvo representación en su ministro de modernización, Andrés Ibarra, quien anunció en Barcelona el plan de mejora de velocidad de conexión para los usuarios del territorio argentino. También mantuvo reuniones con empresarios de Google, Facebook, Nokia, Samsung, Huawei, entre otros, con quienes compartió experiencias y desafíos en materia de política digital, regulaciones y digitalización industrial.