Fuimos invitados por Ranstad a sumarnos a sus actividades in company, de capacitación y actualización de sus equipos de IT, Calidad y RRHH. Nuestro Gerente de Innovación, Lucho Cecchini, disertó sobre la “Transformación Digital y Tendencias Tecnológicas en las Empresas”, exponiendo procesos y casos donde BlueConnect acompaña a los clientes en su transformación.

Poner a las personas en el centro de la estrategia corporativa es el imperativo categórico de toda empresa. Primero a los empleados que deben tomarse, en primera persona, la molestia de innovar, migrando hacia estructuras más horizontales y descentralizadas. Después, a los clientes y usuarios que nos ayudarán a crear grandes marcas o potenciar nuestro posicionamiento. Y por último, a nuestros socios de negocio, abandonando el modelo tradicional de cliente proveedor y dando paso a un ecosistema de empresas que nos ayude a afrontar con éxito una realidad voluble y de transformación.

A medida que los objetos se convierten en bits, su comportamiento se modifica y surgen multitud de nuevos modelos de negocio que afectan a la empresa. Los paradigmas del siglo XX ya no sirven como antes. Los productos se convierten en servicios y la gente pasa de querer poseer algo a, simplemente, disfrutarlo y compartirlo. La empresa del siglo XX, centralizada y jerárquica, no está preparada para ello. Los nuevos formatos de empresas conectadas, distribuidas, con capacidad de decisión al nivel del cliente, están por encima del resto.

La transformación digital de las empresas ya es un hecho, las mismas no pueden elegir si estar o no, “deben estar”. Dentro de las tendencias sobre tecnologías, hablamos de Inteligencia Artificial, también de cómo combinar el mundo virtual y real para crear entornos inmersivos conectados y mejorado digitalmente;  como así también el uso de plataformas conversacionales que brindan servicios para acceder, invocar y organizar procesos inteligentes.

Uno de los temas más candentes, fue como la inteligencia artificial se comienza a pensar e involucrar en prácticamente todos los ámbitos y procesos de la empresa, con un enfoque que podrá permitir sistemas más dinámicos, flexibles y potencialmente autónomos. El 59% de las organizaciones están recopilando información para construir estrategias basadas en AI, ya que la misma agrega valor a las nuevas formas de análisis con el fin de entregar mejores experiencias para usuarios internos o clientes.